El tema de Photoshop ya ha dejado de ser un tema

24 AGOSTO 2015
Calvin Dexter

Nacido y criado en Santiago de Chile, Sebastian Sabal-Bruce pasó diez años de su vida en Barcelona y actualmente vive y trabaja como fotógrafo de moda en Nueva York. Su cartera de clientes incluye nombres como Dolce & Gabbana, y sus fotos han ilustrado las páginas de publicaciones como Harper’s Bazar o El País. Aprovechando su reciente paso por Madrid para impartir un taller de fotografía de moda en Workshop Experience, hablamos con él acerca de la situación de la fotografía de moda, de cuál es el momento clave en la realización de un proyecto publicitario y –cómo no- del uso y abuso de Photoshop.

¿Fue el azar o la vocación lo que te puso detrás de la cámara?
Un poco de ambos. Mi padre era fotógrafo y se pasaba todo el día haciéndole retratos a mi madre, que era -y es- muy bonita. Ella era aficionada a la pintura, e imagino que crecer en un ambiente de estas características hizo que fuera desarrollando la sensibilidad necesaria para expresarme mediante alguna disciplina artística.
Pero jamás dije que de mayor quisiera ser fotógrafo o pintor. Siempre me había llamado mucho más la atención el cine, por ejemplo. Me la pasaba haciendo home movies con amigos, y pensé que quizás podría estudiar fotografía. Mi padre me aconsejó estudiar Bellas Artes, y resultó ser un acierto porque fue algo que me dio un background [bagaje] muy necesario para lo que hago a día de hoy. De Bellas Artes me pasé al teatro. Fue entonces cuando experimenté por primera vez con la iluminación, algo que influenció mucho en mis fotos.

01

Entonces me mudé a Barcelona y empecé a hacer más fotos artísticas al tiempo que participaba en group shows. Pero no fue hasta un viaje a Nueva York en 2008 que empecé a fijarme en la fotografía de moda. Allí se produjo el cruce entre todos los conocimientos que había adquirido previamente y la fotografía de moda.

Sigue leyendo

Isabel Muñoz: «España tiene muchas cosas que contar, y en cuanto pueda va a ser como un volcán»

En la sección de cultura de eldiario.es, Octavio Velco publica una entrevista a Isabel Muñoz, que me gustaría compartir con vosotros:
«…para mí lo importante es que aquello que voy a contar tiene que emocionarme. Tiene que pasarme antes por el corazón. Y luego veo cómo lo voy a realizar, dónde y cómo lo voy a contar. Y es como si el espectador estuviese siempre allí. Y es que realmente nosotros trabajamos porque tenemos una necesidad de compartir.»

Eduardo Momeñe: Yo quiero que la fotografía me lleve al huerto

Quesabesde – 13 de mayo de 2014

Núria Gras

 Eduardo Momeñe es un fotógrafo singular. Amante declarado de su oficio, el suyo es un trabajo orientado hacia una imagen despojada de adjetivos y artificios. Este bilbaíno nacido en 1952 se ha labrado con su discurso -es autor de varios ensayos sobre estética fotográfica- un gran prestigio como fotógrafo, teórico y docente. Desde 1974 expone regularmente su obra en galerías de todo el mundo, y el último fin de semana de mayo formará parte del elenco de ponentes de la primera edición del festival de fotografía química Revela-T en la localidad barcelonesa de Vilassar de Dalt.

¿Por qué fotografiamos?

Es una buena pregunta. Yo creo que fotografiamos, o por lo menos algunos de nosotros fotografiamos, porque lo que nos motiva es fabricar fotografías. Habrá quien se apasione construyendo casas o diseñando lamparas, por ejemplo. Lo que a mí me interesa es hacer imágenes que no he visto en ningún otro sitio y deseo hacerlas por encima de todo.

Ese punto de vista estaría más próximo al de un artesano de la fotografía que al de alguien que desarrolla un trabajo conceptual desde la fotografía.

Los trabajos, desde un punto de vista conceptual, tienen que ser sólidos. Yo persigo fabricar imágenes, pero no hablo de conceptos técnicos, de oficio. De lo que se trata es de transmitir pensamientos en lenguaje fotográfico, ideas plasmadas en papel fotográfico.

Momeñe, en una imagen realizada por la fotógrafa Estela de Castro . | Foto: Estela de Castro

Sigue leyendo