Mejorar, texturizar e iluminar un bodegón con Photoshop

a-z fotografico
Blog de consulta fotografico
Publicado por Isabel López

10 de febrero de 2014


En esta primera parte del tutorial veremos como mejorar un bodegón usando capas de ajuste, texturas y máscaras de capa, para actuar únicamente en las zonas deseadas de la fotografía.


En esta segunda parte del tutorial veremos técnicas de iluminación y una serie de ajustes con los que mejorar el bodegón, como son la creación de viñeteados, dar más profundidad o mejorar los colores.

Bruce Gilden: una forma de trabajar.

En 1968, tras ver la película Blow-Up de Antonioni, se compró su primera cámara y se apuntó a clases nocturnas en la escuela de artes visuales de Nueva York.
Se define como fotógrafo callejero, y se interesa por cómo la gente comparte un mismo espacio físico urbano. Desde hace 25 años, su trabajo, todavía inconcluso, gira en torno a los habitantes de Nueva York. En sus fotografías utiliza un flash electrónico y hace que sus personajes sean conscientes de su presencia.

La mirada fotográfica de: Irma Haselberger

Retumbe la mar

Victor Alonso
25 de noviembre de 2012

Irma Haselberger ha trabajado durante 25 años como artista y arquitecto en Viena. Su trabajo se fundamenta en la gente común y su manera de interactuar con el entorno. Hay en su fotografía una magia profunda, provocada no solo por los motivos de su arte, sino por una textura especial que aporta a sus imágenes, unida a un uso particular de la luz y las sombras.

Brillante clausura del ClickPetrer 2013

Con una multitudinaria asistencia de público se celebró la entrega de premios del I Rally ClickPetrer 2013.
En el Grup Fotogràfic Petrer valoramos muy positivamente lo que han supuesto todas las actividades de este evento y ya estamos inmersos en la organización del próximo ClickPetrer 2014, al que vamos a añadir mejoras y novedades de gran calado.
Muchas gracias a todos los que habéis participado con nosotros y esperamos seguir contando con vosotros en esta próxima edición.


Conociendo a: Tino Soriano

Entrevista de Tino Soriano para PhotoXpeditions


¿Cuándo supiste que querías ser fotógrafo de profesión?

Hubo un momento en el que descubrí que una fotografía es un objeto mágico. Permite mantener la memoria de lo que ya es pasado, justo desde el momento en que se pulsó el disparador. Cuando se fotografía a un niño de diez años de edad, por ejemplo, éste seguirá exactamente igual, será un niño eterno, incluso décadas después de haber muerto de viejo. En este sentido la fotografía preserva la memoria. Luego también tenemos la vertiente experimental. También preserva nuestras experiencias. Una fotografía es un misterio y nosotros estamos ahí para resolverlo. Cada foto es una oportunidad para disfrutar una vivencia excepcional, que es el motor que enriquece nuestras vidas.

¿Quiénes son tus mayores influencias?

Mis influencias has sido los grandes fotógrafos de National Geographic, desde Bruce Dale a David Alan Harvey, mezclada con fotoperiodistas como Eugene Richards, Sebastiao Salgado o Paolo Pelegrin, con toques humanistas extraídos de Elliot Erwitt o Robert Doisneau. Todo ello mezclado con las ganas de vivir la vida como Robert Capa.

¿Qué esperas que la gente vea o sienta cuando miran tus fotografías?

Quiero que expresen emoción, pero también es verdad que no todas las imágenes están tomadas en los momentos álgidos. Si bien este planteamiento es bueno para el fotoperiodismo, En fotografía de viajes lo ideal es que el espectador se sumerja en la realidad que le transmites, a partir de las claves que estás sugiriendo.

En pocas palabras ¿cómo definirías a una buena fotografia?

Alguien que es capaz de hipnotizarme cuando veo lo que está mostrando.

¿Cuál es el trabajo más difícil que has realizado como fotógrafo?

Creo que mi trabajo sobre la medicina, y especialmente sobre el cáncer infantil, sería difícil de repetir. Más que nada porque en la medida que envejeces tu sensibilidad aumenta; lo que es bueno por una parte. Pero también te convierte en un ser más débil.

¿De las fotos que has sacado recientemente, cual es tu favorita?

Acabo de finalizar un encargo para National Geographic y durante el Palio de Siena me atreví a jugármelo todo a cara o cruz. Solo había dos fotógrafos extranjeros acreditados, ya que muy pocos profesionales pueden estar en la pista, pero no quería hacer la foto que todo el mundo hace. Disparé a 1/30 de segundo la salida de los jinetes y el resultado me parece interesante. A ver qué opinan mis editores. Preparé una pequeña presentación

¿Qué pueden esperar los estudiantes del taller de Día de Muertos en Oaxaca, México?

Por la manera de entender el Día de Muertos y por la manera de ser del pueblo mexicano el ambiente que rodea esta celebración es una de las experiencias más interesantes del mundo. Durante una semana tomaremos fotos de festejos, interiores y arquitectura y cada día las revisaremos para ver qué podemos mejorar. Así llegaremos en forma a las dos grandes noches en las que un espectáculo maravilloso estará a nuestra disposición. Es un taller muy completo donde los alumnos realmente no solo mejoran su manera de fotografiar, sino también aprenden a explicar los eventos con originalidad.

Háblame sobre algunas de las técnicas que los estudiantes de este taller tendrán la oportunidad de aprender y de mejorar durante este taller.

Nos enfocaremos especialmente en el uso del color, la composición, aprovechamiento de la luz, confección de una historia e, individualmente, miramos de potenciar las habilidades de cada alumno. No se trata que sean como yo, sino que sean ellos en su mejor vertiente más sugestiva. Otra vertiente muy atractiva es que les enseñaremos a seleccionar mejor su trabajo, con mucho más criterio. Ésta es una de las grandes carencias que tienen los fotógrafos.

¿Hay algo más que quieras compartir con nosotros?

Solo hay un secreto: para tomar buenas fotografías hay que divertirse. Cuando el fotógrafo se divierte, la gente lo aprecia, confía en él y colabora en lo que haga falta. Entonces las fotografías transmiten la emoción, tanto del autor como del modelo. En Oaxaca, durante esta semana, la diversión está garantizada. Eso sí, trabajaremos mucho. Acabaremos agotados, pero terriblemente satisfechos de haber participado en una experiencia como esa.

Actividades del GFP

Estimado/a socio/a:
Tal como expusimos en nuestra Asamblea General Ordinaria del pasado 30 de enero, pasamos a informarte de varias cuestiones, las cuales consideramos importantes para el futuro desarrollo de nuestra agrupación.
Nuestro grupo va a poner en marcha un plan de formación de cara a este ejercicio recién inaugurado. Para ello hemos contactado con José Fernando Martínez de Novelda, (Charly Rebel), quien nos impartirá durante todo el año un taller de Fotografía Creativa. Al mismo tiempo será el encargado de dirigir y tutorizar las liguillas mensuales. La segunda semana de los meses dispuestos, impartirá la conferencia, anunciando al final el tema de la liguilla del mes siguiente y sus condiciones, a celebrar la cuarta semana. Incluimos calendario de actividades.
Con ello pretendemos avanzar en nuestra común afición. Concretamente en un área a menudo descuidada en la agrupaciones, la CREATIVIDAD. Es un proyecto en el que toda nuestra Junta Directiva ha apostado con mucha ilusión. El único requisito indispensable para poder acceder es que se debe estar al corriente de pago de la cuota, incluyendo la cuota 2014.
Al mismo tiempo y siguiendo con las novedades, la tercera semana de cada mes, alguien cercano a nuestra agrupación, vendrá a impartir una pequeña charla relacionada, con cualquier aspecto interesante relacionado con la fotografía. Y el primer jueves de la semana, se dejará no lectivo, con el fin de cualquier asociado, pueda mostrarnos su proyecto, etc. o simplemente acudir a la sede a conversar con el resto de compañeros.
También vamos a poner en marcha una liguilla de espíritu totalmente digital, a través de la página Just1Photo. Sólo se presentará 1 foto de tema libre. De momento únicamente tenéis que registraros en la web http://just1photo.com/. Ya seguiremos informándoos al respecto.
En cuanto al ClickPetrer, otoño fotográfico, todavía no hemos clausurado la exposición y ya está casi cargado en la tobera el torpedo de la segunda edición, que este año cuenta con novedades entre sus actividades. Entre ellas, vamos a impartir un cursillo de iniciación «Photoshop para fotógrafos«. También estamos trabajando en «Un fin de semana aprendiendo con… «. Consistirá en un sábado y la mañana de un domingo, con un fotógrafo de relevancia, el cual nos enseñará su saber hacer. Ésto último no podrá ser gratis, si bien estamos convencidos que no será impedimento para que cubramos las plazas. En su día os facilitaremos mas detalles. Finalmente os anticipamos que han sido modificadas las bases del ClickPetrer, para que este año todos los miembros del GFP que no pertenezcan a la comisión, puedan participar. Al igual que los hijos de todos los socios-as del grupo.
No nos cabe duda, de que todas estas novedades, serán acogidas con agrado por vuestra parte y contaremos con vuestro respaldo en todas las acciones emprendidas.
¡Nos vemos en nuestra sede !


Eugene Smith: «Yo no escribí las reglas, ¿por qué iba a seguirlas?»

Siéntate y observa…
Fer Gómez
03 de marzo de 2013

La Sociedad Americana de fotógrafos de Media ha descubierto recientemente una entrevista que el retratista Phillippe Halsmann hace a Eugene Smith. Parece ser que tuvo lugar en Nueva York en 1956, pero no se está seguro de la fecha.

Para esta fecha ya había publicado en Life: Country Doctor, Spanish Village y Nurse Midwife. En 1955 dejó Life y pasó a la Agencia Magnum.

Éste es un extracto de esta entrevista:



Velatorio de Juan Larra, Deleitosa, 1951

Recuerdo una de tus fotografías en particular, en un velatorio en España la gente mirando a la cara del hombre muerto, ¿cuántas exposiciones tomaste?

Dos, y una para encender. No queria molestar.

Piero Saporiti, el corresponsal de Time-Life en España me dijo una vez que habías usado lámparas de petróleo…

Saporiti tiene una memoria maravillosa, ¡muy imaginativa! Éste es el tipo de la luz que pude conseguir. Use un sólo flash en lugar de una vela.

La gente estaba muy apenada y pusiste la luz del flash en sus ojos interrumpiendo su dolor. ¿Cómo justificaste esta intromisión?

Creo que no hubiera podido hacer esto sino hubiera estado enfermo el día anterior. Habia estado con dolor de estómago en un campo y vino un desconocido y me ofreció beber vino. No me apetecía pero por no ser descortés a tal amabilidad, acepté. Y al día siguiente, por casualidad, se acercó a mí con prisas y me dijo: “Por favor, mi padre acaba de morir y debemos de enterrarlo, ¿podría llevarme al lugar donde tengo que rellenar todos los papeles?” Fuí con él a su casa, yo estaba muy conmocionado por el dolor y la belleza compasionada del velatorio, cuando vi que venia hacía la puerta me acerque a él y le dije: “Por favor, señor, no quiero deshonrarle en estos momentos, pero ¿podría hacer fotografías?” y me respondió: “Sería un honor”.




No creo que tomar una fotografía por el valor de la fotografía en sí misma esté justificado, solamente cuando consideras que es el objetivo. Por ejemplo, fotografié una mujer dando a luz para una historia de comadronas. Pero hay por lo menos dos vacíos de magnificas fotografías en mi obra. Una es en Filipinas, una mujer que tenia problemas con el parto en un pueblo que había sido destrozado por nuestros bombardeos. La mujer estaba dando a luz y mi único pensamiento en aquel momento era ayudarla. Si hubiera habido allí otra persona tan competente como era yo entonces para ayudarla habría tomado la fotografía. Pero, quedarme quieto ante una circunstancia así… ¡No hay una maldita fotografía tan valiosa!

Recuerdo una foto de una mujer española arrojando agua en la calle. ¿Fue una puesta en escena?

No hubiese dudado en pedirle que tirase el agua. No me importa montar una escena si creo que va a intensificar algo que es totalmente auténtico del lugar.

Cartier-Bresson nunca pregunta esto. ¿Por qué romper una regla básica de la fotografía?

Yo no escribí las reglas, ¿por qué iba a seguirlas? Dedico mucho tiempo e investigación en saber lo que quiero tratar. Pregunto y lo arreglo cuando siento que es legítimo. La honestidad recae en mi capacidad, como fotógrafo, para comprender.





Extraído de una entrada del blog del New York Times Lens