Curso de Adobe Photoshop Lightroom

Adobe Photoshop Lightroom es un programa de fotografía diseñado para ayudar a los fotógrafos en el tratamiento de imágenes digitales y trabajos de post-producción. No se trata de un navegador de archivos como Adobe Bridge, sino más bien de un potentisimo programa de organización de imágenes que nos ayuda a visualizar, editar y gestionar nuestras fotos digitales.
Sergio González ha publicado una serie de 10 tutoriales con los que aprenderemos a poner en orden nuestro archivo fotográfico.
 

Sigue leyendo

Helmut Newton, el espíritu erótico del siglo XX

Hay quien considera a Helmut Newton el mejor fotógrafo de la historia, y el escritor J.G. Ballard le llamó “el mayor artista visual del mundo”. Frases tan contundentes están abiertas a debate, pero lo que es indudable es que fue el fotógrafo que mejor supo cristalizar las fantasías eróticas del siglo XX. Su trabajo ha aparecido en publicaciones como Vogue, Elle, Paris Match, Vanity Fair, Stern, der Spiegel… Y Playboy (de forma poco sorprendente, fue amigo personal de Hugh Hefner). Se han realizado centenares de exposiciones de sus fotos en las mejores galerías del mundo, y en 2004 se abrió un museo en Berlín dedicado íntegramente a su obra.

Sigue leyendo

La recreación histórica: el paraíso del fotógrafo

Una Recreación Histórica no es más que la puesta en “escena” de un acontecimiento histórico, con todo lo que con ello conlleva; es una especie de gigantesca obra de teatro.
La Recreación Histórica no solo pretende “contar algo”, trata de involucrar al espectador de la Historia en el acontecimiento. No simplemente divulga la Historia, sino que trata de revivirla, con el fin de que el público que asiste a ella “sienta y viva” aquello que se esta recreando, en pocas palabras, que se meta en la piel de los que en realidad vivieron el acontecimiento, ese es el logro de las Recreaciones Históricas.
Por otro lado permitirá “ver y vivir” la historia en directo y en vivo, es decir, introducir al espectador en un ambiente que pocas veces tendrá oportunidad de disfrutar.
Hay una aspiración utópica que todo ser humano siente alguna vez en su vida. Es la de viajar en el tiempo y situarse por instantes en la época de sus personajes favoritos. Por muchos adelantos técnicos que haya, este deseo, casi inconfesable a causa de sus altas miras, nunca podrá verse consumado en otro ruedo escénico más que en el de la imaginación porque conseguirlo sería estar convencido de que los mundos paralelos conviven con la atmósfera presente sin que nosotros nos percatemos de ello. Pero de sueños también se vive y es en este orden de cosas en el que me atrevo a asegurar que, en el siglo XXI, las experiencias del recreacionismo histórico nos ofrecen un pasaporte franco de regreso  a los años pretéritos.

Recreación histórica de una batería francesa en la batalla de Austerlitz – Diciembre de 1805.
 La batalla de Grünwald, llamada también Batalla de Žalgiris por los lituanos o Batalla de Tannenberg por los alemanes, se libró el 15 de julio de 1410.

Batalla de Naseby – 14 de junio de 1645

 

Hordas bárbaras arremeten contra una legión romana.

Ver recreado y reproducido fielmente y al detalle, segundo a segundo y con extrema rigurosidad la historia en vivo, en todos y cada uno sus aspectos tal y como podía ser un día en la vida de nuestros antepasados, fomentando así el interés por ella, ya que en los tiempos que corren vivimos un mundo más visual que de lectura, la gente, en líneas generales no se para ni tiene tiempo a leer libros de historia, ya que el ritmo de vida es muy rápido, estresante y acelerado, pero sí se paran a ver exposiciones, representaciones o ver películas. Muchas de estas películas son pseudo-históricas y con poco o ningún rigor histórico, provocando en el espectador una gran confusión y aún mayor desinformación, ya que las toma por auténticas o a modo de documentales y no como el elemento de entretenimiento y divertimento, fin para el que suelen ser creadas.

Recreación de episodios belicos de la II Guerra Mundial.
Nuestra pasada guerra civil también tiene su recreación en la Batalla del Jarama.

              Batalla del Jarama

La recreación histórica en vivo o “re-enacment”, aúna dos cualidades. Por un lado la rigurosidad de investigación y documentación científica e informativa del documental y por otra la parte amena, lúdica, el entretenimiento y divertimento de la película, pero vivida en primera persona y primer plano por el público. Siendo las emociones del acto de la recreación muchos más intensas, fuertes e impactantes que las de las películas y quedando más vivamente grabadas en la mente del público despertando así su interés y aprendiendo la historia de manera amena, sin esfuerzo y de modo divertido.
La reconstrucción histórica va mucho más allá del ámbito folclórico o festivo, ámbitos estos en los que sus protagonistas simplemente se visten de época, con escaso rigor histórico y que solamente tienen como fin el reclamo turístico para ferias de artesanía, o pseudo-mercados medievales. Frente a este carácter totalmente lúdico, el recreador presta especial atención a la precisión de su vestimenta y material que complementa sus representaciones y por ello, la reconstrucción dista mucho de ser una excusa para disfrazarse, pues la calidad y prestigio de cada grupo de recreadores se mide por la exactitud de su trabajo de reconstrucción, y ello sólo es posible si existe un trabajo previo de seria investigación histórica, comprensión y aplicación del significado de lo que representa el hecho recreado y del período histórico en que se sitúa.

Por proxímidad no podemos olvidarnos de la Batalla de Almansa que tuvo lugar el 25 de abril de 1707
 Foto: José Joaquín Pérez Soriano
  Foto: José Joaquín Pérez Soriano
 Foto: José Joaquín Pérez Soriano


José Manuel Navia. La fotografía es algo más que una imagen.


Para todo el que piense que la fotografía es algo más que apretar un botón y ver una imagen, le recomiendo el vídeo del siguiente enlace:


José Manuel Navia además de fotógrafo es filosofo y amante de las letras. La imagen y la palabra escrita son el motor de su obra, y es un fotógrafo fascinado por la luz, la belleza de lo cotidiano y el legado de nuestra memoria. Su pensamiento abre puertas a nuevas maneras de entender y pensar la fotografía y nos recuerda cuál es la verdadera materia de la que están hechas las imágenes.
“La materia prima de los fotógrafos es el tiempo” (José Manuel Navia)