10 maestros del blanco y negro

Color o blanco y negro, ésta es la cuestión. Y también es una de las primeras decisiones que han de tomar muchos fotógrafos antes de iniciar un proyecto. Pese a que ciertas realidades piden algo de color, hay quienes han mantenido inquebrantable su fidelidad al blanco y negro. El aparente caos en las imágenes de Munem Wasif o el equilibrio formal -casi milimétrico- de Pentti Sammallahti son algunos de los grandes fotógrafos contemporáneos que nos han demostrado que el blanco y negro es viable en cualquier situación.

1 Munem Wasif

Las composiciones con un caos bien resuelto son una tónica en el trabajo de Munem Wasif. Y en este sentido el blanco y negro -con un ligero virado cálido- ayuda a poner orden a la visión que el bengalí tiene de su propio país, su principal escenario de trabajo. Tierra de colores vibrantes, Bangladés está fuertemente influida por el monzón, cuya incidencia conlleva unos cambios muy drásticos en la atmósfera de las fotografías en función de la época del año. Cambios que Wasif consigue relativizar con el uso del blanco y negro.La fotografía de este galardonado autor nacido en 1983 tiene un marcado sesgo humanista, y su implicación, entendimiento y cercanía a un mundo que le es propio se hacen patentes en cada toma. En este sentido, cobra mucha importancia el alto contraste que aplica en el retoque, seña importante de su estilo y recurso orientado a enfatizar las emociones humanas. Más información: Munem Wasif

10 fotógrafos que rompieron con el mito del blanco y negro

 La primera mitad del siglo XX asistió al lanzamiento comercial de la película en color de Kodak: primero la diapositiva (1935) y más tarde la negativa (1942). Sin embargo, durante los siguientes 40 años la fotografía en blanco y negro fue la única que gozó de un estatus de prestigio y calidad en el entorno profesional. Las tornas empezarían a cambiar ya en los 50, cuando Ernst Haas comenzó a trabajar -y experimentar- seriamente con la fotografía en color, y en 1976 la muestra de William Eggleston en el MoMA sepultó definitivamente ese cliché. He aquí una decena de autores que apostaron por el color y cambiaron la historia de la fotografía.

1 William Eggleston

Cuando John Szarkowski organizó la muestra “Color Photographs by William Eggleston” en el MoMA de Nueva York estaba poniendo la primera piedra de una nueva era en la historia de la fotografía. El color comenzaba a tomar el protagonismo necesario para alcanzar el mismo estatus del que gozaba la imagen en blanco y negro.

William Eggleston se centró para sus coloridas fotos en motivos sin interés aparente: coches en gasolineras o aparcamientos, casas en vecindarios solitarios, interiores y personas con cierta apatía. Pero el fotógrafo de Memphis -que en el momento de la exposición hacía algo más de una década que fotografiaba en color- planteó un uso del cromatismo como eje central de su fotografía.

 

Foto: William Eggleston

 

 Bien sea con la yuxtaposición de tonos cálidos y fríos, con el uso de colores extremadamente saturados como en “Red Ceiling” (fotografía con la que Eggleston quedó maravillado al probar el dye-transfer), con tonos pastel o mediante el uso de dominantes cálidas durante las horas bajas de sol, la obra de este autor tiene la importancia de romper con la tradición a nivel formal y de contenido.

 

Sigue leyendo

DarkAngelØne – The World Through My Eyes

Uno de los Nuestros

DarkAngelØne: Animation - Photo: Geraldine Lamanna

DarkAngelØne: Animation – Photo: Geraldine Lamanna

No descubrimos nada nuevo si decimos que el uso de los ordenadores y las nuevas tecnologías ha significado una nueva visión en el campo del arte, aplicando sus técnicas a diferentes estilos, muchos de los cuales son toda una novedad y revolución dentro del concepto clásico que podríamos tener hasta hace poco del arte en si. Salvando distancias y eludiendo estereotipos y discusiones que no conducen a ninguna parte, hoy presentamos un formato poco conocido como actividad artística, aunque si muy usado a la ligera (a veces con más gracia y otras con menos) en diferentes redes sociales, avatares o páginas web entre otros usos. Se trata de los .gif animados, que podríamos considerar el hermano pequeño del vídeo o la fusión entre imagen y movimiento. Y si alguien nos ha sorprendido tanto por su historia, como por la calidad y cantidad de estas obras, es un artista que se da a conocer como DarkAngelØne. Tanto me fascinó su trabajo que no podía por menos que ponerme en contacto con él, tras lo cual mi admiración y respetó aumentó aún más si cabe, pues tras estos trabajos de tan bella factura, se encuentra un espíritu noble y generoso que transmite excelentes vibraciones.

Sigue leyendo