Alfred Cheney Johnston – Glamour y Sensualidad

enkil

Alfred Cheney Johnston© - Muriel Finlay

Alfred Cheney Johnston© – Muriel Finlay

Alfred Cheney Johnston o más conocido, simplemente como Cheney, nació el 8 de abril de 1885 en Nueva York, en una influyente familia de banqueros que más tarde se trasladarían a Mont Vemon. A la edad de 18 años se matricula en la Art Students League de N.Y. En 1904 estudia pintura e ilustración en la National Academy of Design de Nueva York, lo cual le llevó a trabajar con numerosas modelos que posarían desnudas para el, pero después de graduarse  en 1908 (y casarse con su compañera de estudios Doris Gernon al año siguiente), sus posteriores esfuerzos por ganarse la vida como pintor de retratos no resultaron satisfactorios. Sin embargo, al parecer por sugerencia de un amigo de la familia desde hacía mucho tiempo, el famoso ilustrador Charles Dana Gibson, comienza a utilizar la cámara para registrar a los personajes de sus pinturas como medio creativo básico.

Alfred Cheney Johnston© - Ziegfeld GirlsAlfred Cheney Johnston© – Ziegfeld Girls

Alfred Cheney Johnston© - Dorothy Knapp - 1925Alfred Cheney Johnston© – Dorothy Knapp – 1925

Alfred Cheney Johnston© - Virginia Biddle - 1927Alfred Cheney Johnston© – Virginia Biddle – 1927

Aproximadamente en 1917, Cheney es contratado como fotógrafo por el famoso showman de teatro en vivo de Nueva York y productor, Florenz ZiegfeldZiegfeld fue quizás el empresario del mundo del espectáculo más famoso de Broadway, sus Ziegfeld Follies que se celebraron cada año desde 1907 a 1931 estaban inspirados en los espectáculos del Folies Bergère de París y combinaban el vodevil clásico con un vestuario exuberante y su ingrediente especial: unas bellísimas protagonistas que el mismo Ziegfeld se encargaba de escoger personalmente, las Ziegfeld GirlsCheney estará afiliado a Ziegfeld Follies durante aproximadamente 15 años, aunque mantendrá su propia fotografía personal y comercial con gran éxito, fotografiando desde aspirantes a actrices y matronas de la sociedad, a una alta gama de productos comerciales tanto para hombres como para mujeres.

Alfred Cheney Johnston© - Alice Wilkie - 1925Alfred Cheney Johnston© – Alice Wilkie – 1925

Alfred Cheney Johnston© - Alice WilkieAlfred Cheney Johnston© – Alice Wilkie

Alfred Cheney Johnston© - Muriel FinlayAlfred Cheney Johnston© – Muriel Finlay

Alfred Cheney Johnston© - Jean AckermanAlfred Cheney Johnston© – Jean Ackerman

Cheney propuso una condición para aceptar la oferta de Ziegfeld: exigió que su nombre sea incluido como una línea de autor debajo de cada una de sus fotografías. Una vez más es muy posible que Charles Dana Gibson le aconsejara en este sentido. Demostró ser un excelente negocio, porque esto le trajo otros trabajos comerciales para empresas cinematográficas y agencias de publicidad. Ziegfeld promovió sus espectáculos como “Glorificar la American Girl” y era el trabajo de Johnston para capturar la visión de Ziegfeld en una película. Con los retratos de las Ziegfeld Girls, Johnston se hizo mundialmente famoso. Al igual que su mentor Charles Dana Gibson creó el “Gibson Girl”, Johnston creó las “Ziegfeld Girl” que se convirtió en el nuevo estándar de belleza para una nueva generación de estadounidenses.

Alfred Cheney Johnston© - Susan Fleming - 1930Alfred Cheney Johnston© – Susan Fleming – 1930

Alfred Cheney Johnston© - Helen Henderson - 1921Alfred Cheney Johnston© – Helen Henderson – 1921

Alfred Cheney Johnston© - Julie NewmarAlfred Cheney Johnston© – Julie Newmar

Alfred Cheney Johnston© - Tilly LoschAlfred Cheney Johnston© – Tilly Losch

El trabajo “estándar” de Johnston, por supuesto, fue usado por Flo Ziegfeld para las promociones y publicidad de las Follies, y consistió principalmente en tomas individuales o de pequeños grupos de coristas con sus extravagantes trajes. Sin embargo, tras la muerte de Johnston en 1971, un extenso tesoro de unas fotografías extremadamente artísticas de desnudos completos y semidesnudos se encontraron almacenados en la granja cerca de Oxford, Connecticut, donde vivió desde 1940. La mayoría de estas imágenes (algunas con nombre y la mayoría anónimas), eran, de hecho, coristas de Ziegfeld Follies, pero sumamente atrevidas, sin retocar, imágenes completas de frontales que sin duda no habrían tenido ninguna posibilidad de ser publicadas en los años 23 y 30, por lo que se especula que estas eran simplemente su propia obra artística personal, o a instancias de Flo Ziegfeld para su disfrute personal.

Alfred Cheney Johnston©Alfred Cheney Johnston©

Alfred Cheney Johnston© - Lilian BondAlfred Cheney Johnston© – Lilian Bond

Alfred Cheney Johnston© - Barbara StanwyckAlfred Cheney Johnston© – Barbara Stanwyck

Alfred Cheney Johnston© - Drucilla Strain - 1920Alfred Cheney Johnston© – Drucilla Strain – 1920

El crash bursátil de 1929 y la subsiguiente Gran Depresión (en combinación con varias temporadas sin éxito de producciones teatrales y una gran variedad de demandas), devastó las finanzas de Flo Ziegfeld que murió en julio de 1932. Esto afectó seriamente a la careeara de Cheney y es posible que le llevase a trasladarse a Connecticut al final de la década. Alfred Cheney Johnston murió en un accidente de coche cerca de su casa en Connecticut, el 17 de abril de 1971, tres años después de la muerte de su esposa de toda la vida, Doris. No tuvieron hijos. Años más tarde, un considerable número de impresiones y negativos originales fueron comprados por empresarios y coleccionistas americanos en varias subastas. Hoy en día, tanto esas impresiones, como las realizadas más actualmente a partir de negativos originales, han alcanzado unos precios significativos y son obras codiciadas.

Alfred Cheney Johnston© - Dorothy FloodAlfred Cheney Johnston© – Dorothy Flood

Alfred Cheney Johnston© - Jean Ackerman - 1920Alfred Cheney Johnston© – Jean Ackerman – 1920

Alfred Cheney Johnston© - Frieda Mierse - 1931Alfred Cheney Johnston© – Frieda Mierse – 1931

Alfred Cheney Johnston© - Julie NewmarAlfred Cheney Johnston© – Julie Newmar

Las fotografías de Cheney resultan sensuales y capturan tanto la belleza física como la esencia glamurosa de aquellas mujeres convirtiéndolas, posiblemente, en algunas de las imágenes más atractivas de la historia moderna del retrato clásico. Para conseguir esta belleza visual, Cheney cuidaba muchísimo la iluminación de los retratos que hacía. Una iluminación que llenaban las escenas y que hacían de sus fotografías obras pictóricas donde se nota su formación en Bellas Artes.

Alfred Cheney Johnston© - Hazel ForbesAlfred Cheney Johnston© – Hazel Forbes

Alfred Cheney Johnston© - Muriel FinlayAlfred Cheney Johnston© – Muriel Finlay

Alfred Cheney Johnston© - Kay English - 1929Alfred Cheney Johnston© – Kay English – 1929

Alfred Cheney Johnston© - Caja Eric - 1931Alfred Cheney Johnston© – Caja Eric – 1931

Alfred Cheney Johnston©Alfred Cheney Johnston©

Alfred Cheney Johnston© - Ziegfeld GirlsAlfred Cheney Johnston© – Ziegfeld Girls

 

Please follow and like us: